online

miércoles, 6 de julio de 2011

Un viaje.....


Escribo esto mientras viajo…me encuentro en algún lugar entre Cochabamba y Potosí…y es que mi corazón se encuentra dividido en dos entre cientos de kilómetros…pero así se dio…antes solía preguntarme por qué???y torturarme con la sola pregunta…hoy es diferente; en este viaje me he dado cuenta de que mucho ha cambiado mi parecer en estos años de viajera…tanto que quería desde niña viajar…hoy lo hago por centésima vez…

Pero cada viaje es diferente, me enseña algo, algo diferente, algo nuevo…algo que me hace ser mejor persona…y esto, como diría mi querido Gabo...es mágico!!Ya que no soy la misma persona que compra el pasaje de ida a la mujer que llega exhausta de vuelta en el andén de destino.
Definitivamente jamás soy la misma. Cada viaje me ayuda a conocerme más...a crecer.
Aún cierro los ojos y me veo sentada en la flota…el primer viaje que recuerdo, se que tenía 6 años…y aún puedo recordar lo que me dolía dejar a mi papá atrás de una ventana diciéndome adiós con la mano…aquella vez me trasladaba de La Paz a Cochabamba y de aquel viaje no me queda más que ese dolor de saber que tu vida iba a cambiar y no sabes bien porque....Sentada en un asiento con un abrigo celeste esa niña que soy yo misma acababa de aprender a decir adiós.

No viajé mucho después de aquello, al menos no que yo recuerde…el siguiente viaje que se proyecta en mi memoria es también memorable…mi primer viaje sola, y es a La Paz también…iba tras un sueño y en busca de mi gran amor…mi papá…
Por alguna extraña razón  y a pesar de la distancia y el tiempo he amado con locura y devoción a mi padre…incluso a pesar de mi misma y de mi madre debo añadir…Aquella vez comprobé algo que él mismo me decía: “Hija tu nunca podrías perderte en La Paz…porque? porque eres mi hija!!” A pesar de no haber estado allá en años pude llegar a su casa y entre muchas cosas…ésa es la principal razón de haber estado presente en Octubre negro…la caída de Goni, muchos no lo sabían pero por circunstancias del destino estuve en el lugar y momento preciso en plena Plaza Murillo los minutos en que todo comenzó…ahí conocí por vez primera como duele respirar los gases lacrimógenos y como es de dura una represión policial…Volví a mi Llajta pero claro que no era la misma!!Estaba más decidida que nunca a pelear por mis sueños e ideales…Además de haber aprendido mucho de las charlas con mi padre…el ver en vivo y en directo lo que pasó aquella vez me enseñó que siempre vale la pena luchar por lo que consideras justo…y si es necesario…entregar tu vida entera en el proceso…pues de que te sirve una vida sin sueños ni metas o una vida en la que no hayas luchado por lo que amas???Creo que no sería vida.

Wow….tantos recuerdos…sigo pensando mientras tomo un sorbo de mi agua con sabor a limón, he aprendido que precisamente gaseosas no es la mejor opción en un viaje…y miro las ventanas, por lo general siempre viajo en ventana y en los primeros 3 asientos…si no….díganme ideática pero prefiero no viajar. Hay luces…creo que llegamos a Confital…donde es? Ni idea…años en esta ruta y no se me los nombres de los lugares aún. Debe ser algo así como cuando no se me los nombres de las calles en una ciudad.
Un suspiro….años viajando…y esta sesión de viajes imparables empezó en noviembre de 2002 … una noche exactamente, a las 21:30 del 16 de Noviembre en la Terminal de Cochabamba…no necesito cerrar los ojos esta vez. Claramente llega a mi memoria las lágrimas de mi abuela…las de una de mis mejores amigas en aquel entonces…las 3 maletas  y el saco que contenía un colchón con frazadas…y mi equipaje de mano. Estaba yéndome a estudiar lo más hermoso en esta vida y lo que más amo después de mis hijas… Medicina. Tenía tanto miedo pero no estaba sola. Mi mamá me llevaba y pronto había que subir a la Flota…no recuerdo cual era…pero sí que al subir sabía que nunca más mi vida iba a ser la misma…Horas después seguía llorando en la flota, pero yo suelo llorar en silencio…solo es sentir miles de lagrimas rebalsar de mis ojos sintiendo en cada pestaña como dolía dejar mi vida, mis amigos, a mis abuelitas!!!Todo lo que conocía… Abrazada a un conejo que me regalaron mis  3 mejores amigas del colegio en lo único que podía pensar era en seguir.

Al llegar me di cuenta de que jamás en la vida había estado allí y que tenía más miedo aún, no conocía a nadie y ya no estaba segura de poder seguir adelante.
De la Terminal nos fuimos directamente al Internado San José, estaba ubicado en pleno centro de la ciudad…a media cuadra del Hospital Santa Bárbara y a dos cuadas de la Plaza principal. Al instalarme en el cuarto que me designaron nos dimos cuenta de que me faltaba una maleta…era justo la de los libros…sin perder un minuto y sin conocer un ápice de Sucre me fui en taxi a la terminal y tuve q buscar a la flota y al chofer…tuve mucha suerte: la encontré justo debajo de los asientos. Con maleta en mano volví a la Residencia y allá recién me di cuenta de que podía sola, al final siempre había sido muy independiente. Ya mas segura fuimos con mi mamá a conocer a la Facultad de Medicina, ubicada en la calle Colón…como la amé desde que la ví!!! Permítanme decirlo, eso fue amor a primera vista. Decidí de inmediato que eso representaba mi mas grande sueño y que ahí iba a quedarme. Mi mamá se fue al día siguiente…dos días después era mi cumpleaños. Fue duro ya que nadie me conocía aún y nadie me felicitó y en aquella época no tenía celular…a la noche llamaron al fijo del Internado mi mamá, mis hermanos…mi abue!!!...Ahí empezó mi historia de estudiante. Aprobando el examen de admisión viajé al menos una vez por mes un tiempo y luego el tiempo se iba distanciando de a poco…me iba acostumbrando a la libertad y a la “independencia” Cada uno de mis viajes me enseñaba algo y algo diferente cada vez…

Quizás por eso amo tanto Sucre…ahí aprendí algo más que Medicina…aprendí a vivir…o al menos salí de mi burbuja.

Aaaaaaahhhh mis viajes de estudiante….en calidad de estudiante!!...qué tiempos aquellos….
Vuelvo a ver por las ventanas….esta vez no pude comprar en ventana…pero como es una flota panorámica…se puede disfrutar de todas maneras…y me pongo a pensar en la verdad absoluta que es la relatividad del tiempo…casi una década relatada en menos de una hora…y en un par de años… lo que te cambia el universo a veces un simple par de años!!!

En mi caso…ese “par de años” fueron entre el 2004 y 2005…… me casé, me ilusioné, me embaracé, me destrozaron la vida….y no precisamente en ese orden….

Mis viajes a Potosí comenzaron exactamente el 2007…y siguen intermitentes hasta hoy…Son las casi 10 horas que mas describen mi vía crucis particular…

En cada uno de estos viajes…he reído he llorado…he visto como un zombi la ventana sin parpadear en todo el viaje….he dormido….he sufrido….he rezado….me he preguntado mil veces porque….he visto la luna acompañar mi dolor…y a las estrellas ocultarse ante mi pena…en estos viajes alguna vez incluso me he preguntado si es cierto que Dios existe…estos son los viajes más profundos de mi vida: una misma ruta…pero tantas vivencias!!!Un solo camino….pero tantas emociones diferentes….Potosí para mí representa el dolor inmenso que para mí ha significado ser madre…

En verdad siento que he crecido…ahora ya no me pregunto porque…ahora solo quiero vivir, aceptar lo que venga porque todo siempre es por una razón…en cada viaje he aprendido tanto y he llorado también tanto..... pero hoy puedo decir orgullosa que si bien no lo he superado del todo…he aprendido mucho y que viajar y pensar….ha sido la mejor terapia, claro que estudiar Psicología ha tenido mucho que ver…pero ahora, aunque por razones de salud no suelo entusiasmarme ante la idea de un viaje….es casi el único momento en mi vida en el que me veo ante un reflejo en la ventana y sé que soy yo…y me encuentro…y encuentro mi equilibrio…ante mi reflejo el tiempo y la noche se detienen y sé que solo existo yo, con mis virtudes, defectos, errores, fracasos….que soy lo que todos estos años han moldeado…y me quiero un poco mas…me acepto un poco mas…me admiro de seguir viva…me valoro…tengo el tiempo para hacerlo…en estos viajes nocturnos…es el silencio y yo. Mi historia reflejada en la mirada hacia esa ventana

No sé qué encontraré a mi destino o a mi retorno. No importa. Ahora y en este instante soy yo, solo yo y sé que estoy bien, porque ahora mismo si se quién soy y sé lo que quiero.

3 comentarios:

grisaf dijo...

que buen post... me encantó... la verdad, viajar solo me encanta (será porque me encanta la soledad?), y tienes mucha razón, en los viajes es cuando llegas a conectarte contigo mismo y a pensar en todo... estos últimos años me tocó viajar solo muchas veces, ya sea por el ICPC o por el trabajo, pero es cierto eso de que cada viaje te cambia... porque percibes nuevas cosas... en mi caso, cada viaje tiene su historia y tiene algo único... y si no hay algún problema en algún viaje mío, hay que preocuparse porque algo anda mal :P pero hablando en serio, cada viaje es mágico!!! :D me encantó tu post (casi lloro...) saludos!!! :D

dannyta324 dijo...

cumpliste tu palabra!! me leíste ^^ gracias por tu opinión... y bueno...tonces jamás viajemos juntos xq en cada viaje algo pasa..o bloquean o accidente (no de mi flota)o se arruina...o algo siempre!!! jajaja pero si....es mágico siempre tb...

Alberto Medrano dijo...

Estoy revisando tu blog, sigue escribiendo y publicando Dennisse.

Un abrazo y fue todo un placer conocerte.

Atte.:
@medranoprensa